"La relación de pareja no es para perezosos,
todos los días hay que trabajar en ella"


La Terapia de Pareja es un tratamiento psicológico clínico que se brinda a ambos miembros de una relación sentimental, en su condición de novios, esposos, convivientes, separados y/o divorciados, cuando presentan dificultades en la comunicación, la aceptación del otro,  la resolución de conflictos y la expresión de los afectos y las necesidades emocionales.

La terapia de pareja parte de ciertas premisas:

La pareja debe tener su tiempo y espacio para nutrirse y crecer.

La vivencia emocional de un miembro de la pareja es lícita, aunque no coincida con la del otro. El respeto al sentir del otro es fundamental para poder entenderlo y no malinterpretarlo.

Cada miembro de la pareja tiene su manera particular de percibir y comprender la realidad (muy relacionada con su familia de origen) y ambas maneras son igual de lícitas y respetables. Intentar que el otro piense o sienta como yo está abocado al fracaso. Es más importante comprenderle, entender su particular modo de ver el mundo y “ponerse en su piel” para poder interpretar adecuadamente su actuación.

Los temas conflictivos deben ser tratados, no ignorados, explicitándolos de la manera más objetiva y concreta que sea posible. Se debe acotar el asunto, no mezclándolo con otros o con temas del pasado.

Hablar, hablar y hablar, pero sin atacar, sin juzgar, culpar, chantajear o amenazar porque de este modo, el otro se siente ofendido y, o se cierra en sí mismo y se corta la comunicación, o contraataca.

Comunicar más desde el “yo” y el sentimiento que desde el “tú” y el debería. Por ejemplo, “cuando hablo y no me miras, no me siento escuchada” en lugar de “eres un egoísta, nunca escuchas, deberías estar más atento”.

Cada miembro debe expresar cuáles son sus expectativas, deseos o necesidades porque es más práctico y justo pedir lo que se necesita que esperar que el otro te lo dé “porque es su obligación”.

Los temas por los que más se demanda una terapia de pareja son:

Bucles de discusiones frecuentes o/y continuos malentendidos.

Enrocamientos o guerras frías o cuando la comunicación es nula.

Diferentes necesidades sexuales y afectivas.

Problemas con las familias de origen

Relación padres e hijos.

Celos, infidelidad.

Reparto de tareas domésticas y crianza de los hijos.

Maltrato psicológico, físico, sexual o económico.

Psicología Clínica - Sexología
Psicóloga Clínica (col.: A-397) - Sexóloga, Belén Sáez-Guinea. Pº Sagasta nº 72, 1º izda. - 50006 Zaragoza.
E-mail: belensaguinea@movistar.es. Móvil: 626 378 824
Página principal Belén Sáez-Guinea presentación consulta online solicitar cita presencial
servicios psicológicos terapia de pareja terapia familiar adicciones salud mental
servicios sexológicos disfunciones sexuales abuso sexual sexualidad infantil y adolescente sexualidad madura