Según la Organización Mundial de la Salud, una adicción es una enfermedad física y psicoemocional que lleva a un individuo a una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación estableciendo una dinámica de codependencia. Sería cualquier tipo de actividad que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a conductas compulsivas y perjudique su calidad de vida.

Efectivamente, a diferencia de los simples hábitos o costumbres arraigadas en una sociedad, las adicciones son "dependencias" que traen consigo graves consecuencias en la vida de una persona ya que deterioran, afectan negativamente, y destruyen su salud física y mental, sus relaciones, además de la capacidad de funcionar de manera efectiva.

En la actualidad se aceptan como adicciones:

El alcoholismo, farmacodependencia y adicción a las sustancias psicoactivas: es la dependencia psicofísica al alcohol o a alguna sustancia química, administrada por cualquier vía, causada por un impulso irreprimible por consumirla y que da lugar a un patrón desadaptivo de consumo que conlleva malestar o deterioro físico, psicológico o social.

La adicción al juego o ludopatía: es un trastorno del control de los impulsos o un impulso irreprimible de jugar compulsivamente a juegos de azar a pesar de ser consciente de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Por todo ello su vida diaria se ve afectada profundamente.

La adicción a la comida o trastornos de alimentación (La obesidad, la anorexia y la bulimia):enfermedad crónica y progresiva de origen psicológico que se manifiesta a través de la conducta alimentaria (por defecto o por exceso), una alteración o distorsión de la auto-imagen corporal y un gran temor a subir de peso.

La adicción al sexo: es un comportamiento compulsivo y/o impulsivo que se caracteriza por un fuerte e irreprimible deseo sexual que conduce al individuo a acudir frecuentemente a prostíbulos, consultar diverso y abundante material pornográfico, buscar páginas sexuales en Internet, realizar con frecuencia llamadas a líneas eróticas, buscar el contacto sexual de modo compulsivo girando toda su vida en torno al sexo. Suele darse en individuos que fueron reprimidos sexualmente en su infancia y suelen tener problemas laborales, familiares, económicos y sociales.

La adicción a las nuevas tecnologías o tecnofilia: es la necesidad irreprimible y compulsiva de hacer uso de las nuevas tecnologías (telefonía móvil, ordenador, videojuegos, chats, etc.), uso excesivo que tiene por objeto, no solo la gratificación, sino también reducir la ansiedad que le ocasiona el no realizar tal actividad. Estaríamos hablando de una dependencia psicológica que ocasiona graves problemas personales, familiares y sociales

Psicología Clínica - Sexología
Psicóloga Clínica (col.: A-397) - Sexóloga, Belén Sáez-Guinea. Pº Sagasta nº 72, 1º izda. - 50006 Zaragoza.
E-mail: belensaguinea@movistar.es. Móvil: 626 378 824
Página principal Belén Sáez-Guinea presentación consulta online solicitar cita presencial
servicios psicológicos terapia de pareja terapia familiar adicciones salud mental
servicios sexológicos disfunciones sexuales abuso sexual sexualidad infantil y adolescente sexualidad madura